Inicio

 Family Photo ch

Breve Introducción: San José, nuestro apostolado, las enseñanzas de la Iglesia y la conversión de Daniel

Parte I: San José

Comenzaremos por explicar por qué es tan importante la intercesión de San José para este apostolado y para nuestra familia.

Nuestro amadísmo San José además de ser modelo de padre y esposo, a él Dios le encomendó la inmensa responsabilidad de ser esposo de María y custodio de la Sagrada Familia. San José está más cerca que nadie de Jesús y de la Santísima Virgen.

San José además es el patrón universal de la Iglesia. Bajo su patronazgo están los niños no nacidos y a él se le pide la virtud para vivir en pureza y castidad. La defensa de los no nacidos y la promoción de la Castidad son una parte fundamental de nuestro trabajo para Dios. San José también es patrono de los padres (varones) y los migrantes entre muchos otros.San Jose

San José es el papá adoptivo de Jesús, así como mi esposo Daniel es padre adoptivo de Sara Michelle desde que nos casamos hace casi 5 años.

Mi oración es que el amor paternal de Daniel sea siempre fuerte y tierno como el de San José, para que así como él guió con inmenso amor los pasos del niño Jesús, así también mi esposo pueda ser un ejemplo de amor y de virtud para Michis y para nuestros otros hijos.

San José por otra parte, me recuerda mucho a mi papá, que fue siempre muy amoroso y que también murió muy pronto, cuando mis hermanos y yo eramos niños. ¿Y qué decir de ese hombre tan especial? Sólo tenemos recuerdos hermosos de él. Todos estamos muy agradecidos con Dios por habernos dado un papá tan bueno y tan tierno, así como me imagino siempre a San José, con el niño Jesús sentado en sus piernas.

El único evento que conocemos relacionado con San José está en el evangelio de San Lucas (cf. Lucas 2, 42-51) cuando él y la Virgen buscaron a Jesús por tres días y luego lo encontraron en el Templo. Lo más probable es que San José haya muerto antes del comienzo de la vida pública de Jesús, ya que no se habla más de él.

Pero ¿por qué encomendar a su protección nuestro apostolado? San José es el santo que la Iglesia llama el terror de los demonios y custodio de vírgenes, un título fascinante.

Para comprender mejor esta descripción tenemos que eliminar de nuestra mente todas esas imágenes que hemos visto de San José como un ancianito. San José no era un viudo, ni un viejito de 90 años como nos ha querido hacer creer el arte antiguo o la literatura apócrifa, que son los libros que no están en el canon de las Sagradas Escrituras.

Para tener una imagen más realista de San José, como dice Jason Evert, tendríamos que entender lo largo que es el camino de Nazaret a Belén, y después a Egipto y de regreso a Nazaret. ¡Estamos hablando de 600 millas! ¡Más de 960 kilómetros!

Nadie pondría a un ancianto como guardián de una virgen y madre adolescente y a un bebé recién nacido en una travesía de 600 millas. Ese trabajo le sería encomendado a un “tekton”.

Tekton es como le llaman en los evangelios de San Mateo y San Marco, es la antigua palabra griega que se traduce a carpintero. Esta traducción se ha quedado corta para describir el trabajo y la fuerza física de un hombre con esta profesión.

Este no era el trabajo de alguien que solo hacía o tallaba muebles. Un tektón era un constructor. Era alguien que tiraba un árbol con su propia fuerza y lo transportaba en hombros. San José cargaba estos árboles y construía casas con sus manos.

San José era un hombre en toda la extensión de la palabra. Las imágenes que vemos, donde lo pintan dulce y delicado, de mejillas rosadas y pelo blanco nos dan una idea equivocada del verdadero José de Nazaret.

Otra importantísima función de San José fue la de proveer de legalidad a María y a Jesús y con ello proteger sus vidas. Si no fuera por San José el castigo para María por estar en cinta sin tener esposo habría sido la muerte. Si no fuera por San José que llevó a Egipto a su familia, el niño Jesús habría muerto a manos de los soldados de Herodes. ¿Cuánto le debemos al gran San José? El santo del silencio, del que no conocemos sus palabras, pero conocemos su obras llenas de amor, de heroísmo y de obediencia a la voluntad de Dios.

San José está presente en nuestras oraciones, en nuestra familia, en nuestro apostolado, y ¡hasta en mi nombre! San José está presente en todas las cosas importantes de nuestra vida.

En resumen, San José:

  • Es padre adoptivo como mi esposo
  • Es padre virtuoso como mi papá
  • Es protector de la Sagrada Familia y protector de la nuestra
  • Es modelo de esposo amoroso y obediente a la voluntad de Dios, como el esposo que Dios me dio
  • Es patrón de los inmigrantes como nosotros y como tantas familias que servimos en nuestro ministerio
  • Es custodio de Vírgenes e imagen de la mismísima Castidad y Pureza que son parte de nuestro apostolado
  • Es patrón de los no nacidos que defendemos con tanto amor

Por si esto fuera poco, mi abuela materna María Josefina, nació un 19 de marzo, día de San José y a ello le debemos nuestro nombre mi abuela, mi mamá y yo.

La figura de San José ha sido contemplada, admirada y estudiada por muchos padres y doctores de la Iglesia. San José es un tema fascinante a pesar de lo poco que se habla de él en el Evangelio.

Parte II: El amor fecundo y las enseñanzas de la IglesiaAmor Fecundo

¿Alguna vez nos hemos preguntado a qué se debe el gran número de matrimonios que faltan a su promesa de tener un amor fecundo?

Muchos creen que la Iglesia nos pide que tengamos hijos cada 9 meses o que usemos el fallido método del ritmo, o peor aún, que solo tengamos relaciones conyugales cuando deseemos concebir un bebé.

En realidad es muy poco lo que se nos ha enseñado al respecto. El reciente Sínodo Extraordinario de Obispos sobre la Familia reclama una mayor formación para los contrayentes. Dice uno de los mensajes del sínodo: ”El camino de preparación al matrimonio debe ser largo, personalizado y severo, sin miedo a que disminuya el número de bodas celebradas en la Iglesia”. Hoy por hoy la preparación para el sacramento del matrimonio es muy pobre.

¿Cuántos de nosotros tuvimos una preparación como la que describe este mensaje? ¿Cuántos de nosotros conocíamos la postura de la Iglesia con respecto a la anticoncepción y las verdaderas razones para rechazarla? Tristemente la gran mayoría de los católicos nunca ha tenido una instrucción profunda al respecto y por lo tanto deciden ignorar las enseñanzas de la Iglesia con respecto a la Planeación Natural de la Familia.

Esto último fue lo que hizo a Scott Hann (el converso de habla inglesa más conocido) y a su esposa Kimberly comenzar a interesarse y estudiar las enseñanzas de la Iglesia y años despúes, darse cuenta de que la Iglesia Católica era realmente la Iglesia de Jesucristo y la que poseía toda la verdad.

Fue también este tema el que hizo que mi esposo Daniel, viera con nuevos ojos a la Iglesia. Él y su familia se alejaron de la fe católica hace muchos años. Daniel tenía 13 ó 14 años cuando sus papás decidieron unirse a una iglesia evangélica protestante en El Salvador.

Históricamente El Salvador había sido un país mayoritariamente católico. Lamentablemente hoy la población católica se encuentra en disminución no sólo en ese país sino en muchos otros, ya que existe una creciente pérdida de la identidad católica en América Latina. Hoy sólamente el 50% de la gente en El Salvador es católica.

¿Pero qué fue lo que hizo que Daniel re-descubriera la riqueza, la belleza y la sabiduría que se encuentra en la doctrina de nuestra Iglesia Católica? Aquí es donde comienza nuestra historia.

Parte III: Los anticonceptivos y nosotrosBaby Comp

Nosotros habíamos acordado desde el principio que en nuestro matrimonio no utilizaríamos anticonceptivos. Después de tener a nuestro primer bebé 10 meses después de casados, compramos una minicomputadora de fertilidad. Esta computadora nos funcionó a la perfección durante 3 años. Yo sólo tenía que tomarme la temperatura cada mañana, con el termómetro del Baby Comp (el nombre de la computadora) y una luz verde o roja nos indicaba cada mañana si ese día teníamos la posibilidad de concebir o no.

Gracias al Baby Comp, pudimos planear nuestro segundo bebé sin ninguna dificultad. David nació cuando Danielito tenía 1 año y 8 meses de edad. Nos parecía el producto más maravilloso del universo. Era facilísimo de usar, altamente efectivo, no dañaba mi organismo con químicos, no había efectos secundarios, estaba perfectamente de acuerdo con mi fe católica, etcétera.

Sin embargo, cuando David tenía solo 3 meses de nacido, nos dimos cuenta de que venía otro bebé en camino. Nuestro súper héroe Baby Comp, había hecho mal algún cálculo. Inmediatamente entramos en pánico.

Debido a mi reciente cesárea, me habían dicho los médicos que no debía embarazarme por lo menos en dos años. Además acababa de regresar a trabajar después de mi permiso de maternidad, así que no tenía el valor de decirle a mi jefe que en menos de nueve meses necesitaría un nuevo permiso. Económicamente también representaría un reto para nosotros. Habíamos trabajado mucho para salir de deudas y crear nuestro fondo para emergencias. Era imposible para nosotros pensar en otro pago de guardería.

Por otra parte, para nosotros que promovíamos una planeación familiar natural, efectiva y sin efectos en la mujer, dar la noticia de que nuestro método maravilloso había fallado, era devastador. Dios en ese momento nos estaba dando una increíble lección de humildad.

Parte IV: Bienaventurados serán cuando los insulten

Las burlas no se hicieron esperar. Cuando fuimos a dar la noticia a unos familiares de mi esposo, en vez de felicitarlo le dieron el pésame. Un compañero de trabajo le dijo que su método natural era tan efectivo y recommendable que el siguiente año seguramente tendría otro bebé. Mis compañeras de trabajo me preguntaban si sabía cómo evitar un embarazo.

Fueron momentos muy duros pero encontraba un gran consuelo en las palabras de Jesús: “Bienaventurados serán cuando los insulten y persigan, y digan todo género de mal contra ustedes falsamente, por causa de Mí. Regocíjense y alégrense, porque la recompensa de ustedes en los cielos es grande” (Mateo 5, 11-12). Ciertamente nos habíamos ganado todas esas burlas y humillaciones por seguir Sus enseñanzas.

Daniel estaba más que convencido de que la anticoncepción no era una opción para nosotros, por todas las repercuciones y problemas que representaba para mí. Y yo por supuesto tenía muy claro desde siempre que usar anticonceptivos era ofender a Dios. Jesús nos estaba llamando a hacer algo muy concreto.

Yo conocía el método Billings sólo en términos generales. Cualquier cosa que leía al respecto me parecía complicadísima. Entonces decidimos tomar el curso, aprenderlo desde la primera lección.

Aunque Daniel estaba un poco escéptico, tomamos la clase de 6 semanas. Como yo estaba embarazada sólo podíamos aprender la teoría. No podíamos comenzar nuestras gráficas ni recibir el entrenamiento personalizado hasta que naciera nuestra bebé.

Parte V: Un milagro comienza a ocurrir

Pero entonces un milagro comenzó a ocurrir. Cada vez que Daniel conocía más sobre los ciclos fértiles e infértiles de la mujer, sobre los beneficios de la abstinencia, sobre el fortalecimiento del amor conyugal, el concepto de castidad en el matrimonio, sobre el diseño perfecto de Dios para el amor de los esposos y la procreación, etcétera, más se maravillaba con las enseñanzas de la Iglesia.

Daniel comenzó a interesarse más y más, no sólo en el método Billings sino en muchas otros temas de la doctrina católica, y todo ¡gracias a la Planeación Natural de la Familia! Fue así como comenzó su proceso de conversión.

¿Qué habría pasado si Baby Comp no hubiera fallado? ¡Nunca habríamos tomado la clase de Billings! Daniel nunca se habría enamorado de la doctrina católica, ni se habría interesado en regresar a su fe, no habríamos tenido a nuestra niña maravillosa que, por si fuera posible, nos vino a traer más felicidad que la que ya conocíamos en esta vida.Michis y Gianna2

Nuestra Gianna hermosa, nos tiene a todos enamorados de sus sonrisas, de su cabello rizado (ella es la única de los cuatro hermanos que tiene rizos), de sus pasitos de bebé, de su ternura, de sus primeras palabras, de su inteligencia, de sus afectos… Sus hermanos, a pesar de ser tan pequeñitos saben lo que es cuidarla y atenderla. Nunca habríamos conocido esas actitudes solidarias y amorosas de ellos si Gianna no hubiera nacido.

Nosotros con nuestro pobre entendimiento humano, creíamos que estábamos en grandes aprietos, y Dios nos enseñó tantas cosas con este embarazo y con esta pequeña “falla de la tecnología”.

Dios no solo nos concedió la conversión de Daniel, además nos dio la felicidad de una niña. Una hermanita que tanto deseaba Michis.

Sin duda fue gracias a Gianna que ocurrió el milagro de esta conversion ¡los planes de Dios son tan perfectos y tan distintos a los nuestros!

Parte VI: Abiertos a la VIDA y a la voluntad de Dios

Cada vez que Gianna hace algo hermoso, Daniel me dice: “no sabes cuánto me alegra que haya fallado el Baby Comp”. En el fondo lo que quiere decir es: no sabes cuánto me alegra que hayamos estado abiertos a la voluntad de Dios y abiertos a la VIDA; no sabes cuánto me alegra de que Dios hubiera tendio planes distintos para nosotros. ¿Qué cosa más romántica podríamos escuchar de un esposo?Nuestra Familia

Por el contrario, cuando usamos anticonceptivos, o preservativos, o cuando recurrimos a la esterilización, no sólo estamos poniendo una barrera entre el óvulo y el espermatozoide, estamos poniendo una barrera entre el óvulo, el espermatozoide y Dios. Le estamos diciendo a Dios: “nosotros sabemos más, Tú mantente al márgen de nuestra relación”.

Y por otro lado humanamente hablando, el sexo anticonceptivo es una negación del amor. Si rechazo tu cuerpo estoy también rechazando a tu persona. No te puedo decir, me quiero dar completamente a ti pero primero, déjame poner una barrera entre nosotros. O me doy completamente a ti excepto por mi fertilidad que la he anulado y por lo tanto te la niego permanentemente.

Parte VII: Las obras de Dios en nuestras vidas

Después de que nació Gianna, tomamos un nuevo curso. Esta vez en el Kolbe Center, que se especializa en NaPro tecnología, en donde aprendimos sobre el modelo Creighton, que es 100% basado en el método Billings. También nos dedicamos a estudiar más sobre los efectos devastadores de la anticoncepción y también en ese tiempo ocurrió otra obra hermosa de Dios: la creación de María Radio, donde mi amigo Luis, incansable luchador pro-vida y evangelizador, me invitó a participar para hablar de todos estos temas.

¿Qué habría pasado si hubiéramos sucumbido a la presión y a las burlas, y hubiéramos decidido utilizar anticonceptivos? O peor aún, ¿si hubiéramos decidido esterilizarnos (para no parecer una familia irresponsable, que ademas de tener hijos tan pequeños y tan cerca uno de otro, todavía corriera “el riesgo” de tener otro)?. Todos sabemos que la presión para considerar la ligadura de trompas es terrible, principalmente en las consultas prenatales y en el hospital después del parto.Maria Radio

De haber sido así, la conversión de Daniel no hubiera ocurrido, mi programa de radio no existiría, Daniel y yo no hubiéramos aprendido tanto sobre tantos temas de los que ahora podemos hablar y jamás habríamos construido este sitio web.

Aunque Daniel ya está en plena comunión con la Iglesia, está tomando cursos de RICA (Rito de Iniciación Cristiana para Adultos) para conocer a profundidad la fe que dejó hace muchos años. Él mismo dice que la formación religiosa que recibió de niño y adolescente no fue muy buena ni muy coherente.

En esas clases lo han invitado a hablar sobre el tema del amor fecundo, debido al gran entusiasmo con el que habla sobre estas enseñanzas de la Iglesia. Estas son algunas de las cosas que dice Daniel sobre el método natural:

  • Mantenemos viva la pasión, gracias a la PNF tenemos una luna de miel cada mes.
  • Valoras y aprecias más a tu esposa, porque no está 100% disponible para ti.
  • Ayuda al hombre a ser una mejor pareja.
  • Aprende a buscar formas nuevas de alcanzar la intimidad con su esposa.
  • Los esposos encuentran formas creativas de expresar su amor.
  • Maduramos como personas al retrasar la gratificación.

También fue gracias a la iniciativa de tomar este curso que pudo impartir un taller de Paz Financiera para matrimonios, en el centro de la ciudad, que es el llamado que ha puesto Dios en su corazón, el de enseñar a la gente a manejar sus recursos y a planear su futuro.

Con absoluta certeza podemos decir, que ser obedientes a la voluntad de Dios aunque muchas veces sea tan difícil, tiene recompensas invaluables y hermosas.

Practicar la Planeación Natural de la Familia y la Castidad en el Matrimonio requiere, entre otras virtudes, una confianza ciega en Dios y eso fortalece la relación de los esposos con el Creador. ¿Qué más podemos pedir para nuestros matrimonios?

Fue a raíz de todos estos acontecimientos y gracias a la ayuda de mi director espiritual que comenzamos a planear la creación y el contenido de esta página web dedicada a la evangelización y a la promoción de nuestros apostolados. Daniel y María Online existe gracias a las pruebas que Dios nos permitió vivir para crecer en nuestra fe.

Deseamos que disfruten mucho de nuestra página y nuestras publicaciones, tanto como nosotros hemos disfrutado de su realización.

Que Dios los bendiga siempre,

Daniel y María