Por favor ¡háblales español a tus hijos!

en-espanol-copy

Por favor ¡háblales español a tus hijos!

El título de este escrito te parecerá extraño, pero las familias hispanas que vivimos en Estados Unidos, sabemos lo increíblemente común que es encontrar niños de padres latinos, que no hablan una sola palabra en español.

Este artículo de nuestra autoría fue publicado originalmente en el sitio Familias.com

Hace muchos años, en mi primer trabajo profesional en México como asistente de mercadotecnia, conocí a una chica de ascendencia alemana, quien lamentaba que sus padres no le hubieran heredado el idioma germánico. Mi amiga decía que ella y sus hermanos sabían que era momento de correr a otra habitación, cuando los adultos de la casa comenzaban a hablar alemán, porque lo usaban primordialmente para discutir, sin que los chicos supieran de qué se trataba el altercado.

Ambas pensábamos que el hecho de poder hablar una segunda lengua sin esfuerzo y no tener que aprenderla y perfeccionarla con muchos años de trabajo, habría sido un legado maravilloso de sus padres. Desafortunadamente, ellos no lo vieron de esa manera; para entonces, ambos ya habían muerto sin heredar ese tesoro a sus hijos.

Una amiga muy querida de El Salvador, trabajaba en un colegio internacional muy costoso, aquí en Estados Unidos. En esa escuela los niños aprenden desde muy pequeños a hablar más de un idioma, principalmente el español. “Si supieran lo que invierten esos padres en la educación bilingüe de sus hijos, muchas familias comprenderían el tesoro que les estamos negando a nuestros niños cuando no les enseñamos el español”, me decía en una ocasión.

Conozco los retos de hacer que los niños se interesen en la lengua materna cuando viven en otro país. Desde que comienzan a ir a la escuela, y mucho antes, están expuestos al idioma local. Las caricaturas son mucho más divertidas que las órdenes de mamá. En nuestro caso, el español es mucho más complicado para comunicarse (cuando existen tantas conjugaciones) a diferencia del inglés, en donde el verbo es siempre igual (o casi siempre). Nuestros niños —sin duda— prefieren el inglés.

A continuación te presento algunos consejos que nos han ayudado a preservar el español en nuestra familia, en esta compleja tarea de criar hijos bilingües.

1. No tengas miedo

Mi principal preocupación como madre primeriza, era que al hablarle solo español a mi hija, ella tuviera problemas de aprendizaje en la escuela. Así que pensaba que era importante hablarle inglés. Su pediatra, por el contrario, me recomendó enérgicamente: “¡Solo háblale español en casa!”. Me dijo: “Ella va a hablar inglés sin ningún problema, ya que lo va a aprender de todos lados; el español solo lo obtendrá de ti. Si dejas de hablarle en tu lengua materna, habrás perdido una oportunidad de oro”. Gracias a esa recomendación, hoy tengo una niña de nueve años que habla y escribe los dos idiomas como una campeona.

2. No subestimes a tu hijo

La preocupación de muchos padres que conozco es que sus hijos no tengan la capacidad de aprender dos idiomas, o más, al mismo tiempo. No tengo ningún reparo en asegurarles —basada en mi propia experiencia— que aun los niños con necesidades especiales (como dos de mis hijos), pueden aprender perfectamente a hablar dos idiomas a la vez. Mi hijo de cinco años de edad, tardó más que otros niños en hablar, pero desde muy pequeñito comprendía ambos idiomas. Hoy a pesar de su diagnóstico de autismo, habla inglés y español con impresionante fluidez y ¡hasta traduce! Nuestro hijo de cuatro años, con un problema similar, comprende perfectamente las dos lenguas.

3. Sé firme

Ellos van a tratar por todos los medios de usar la manera más sencilla de comunicarse, y casi siempre para los padres es más fácil ceder y terminar hablándoles en la lengua que prefieren. Tú y tu esposo deben mantenerse firmes. Nuestra regla número uno en casa es solo hablar español. Con frecuencia les ayudamos a construir frases o corregimos la pronunciación de una palabra. Parece un sistema estricto, pero nos ha funcionado muy bien.

4. Busca material en español

La mayoría de los DVD nos dan la opción de elegir el idioma que queremos escuchar. Nuestros hijos pueden seguir viendo sus películas favoritas, solo que en casa deben seguir las reglas y verlas en español. Trata de comprar películas, libros, juguetes y todo lo que sea posible en español. Internet nos facilita mucho esta tarea.

5. Recuerda la riqueza de sus raíces

Una tragedia que experimentan las generaciones que nacen en otros países, es la ruptura con sus orígenes. Al perder el idioma, pierden también sus tradiciones, su cultura, el amor por su patria y la de sus padres. Es muy triste que los niños y los jóvenes no puedan comunicarse con sus abuelos. Además, piensa en esto: cuando enseñamos dos idiomas a nuestros niños, no solo los hacemos bilingües ¡los hacemos biculturales!

Nunca es tarde para empezar. Desde hoy puedes comenzar a tomar medidas y utilizar recursos para criar hijos bilingües.

Te invito a ver la siguiente entrevista de un niño de nueve años, 100% bilingüe, que a pesar de haber nacido en Estados Unidos de padres americanos habla el español con asombrosa fluidez. Si Asher puede hablar nuestro idioma con esa facilidad, nuestros hijos también pueden. I mean… Come on!

Posted by MariaJosie HernandezCabrera on Friday, November 11, 2016

 

Dejar un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *