Atención mamás lactantes. ¡Miren lo que me encontré!

 

Rachels remedy copy

Si han tenido la oportunidad de leer mis artículos donde les cuento todas las complicaciones que he tenido para amamantar a mis bebés, sabrán también que he seguido todos los consejos y que he acudido a todas las ayudas posibles para tratar de solucionarlas sin ningún éxito.

Si no lo has hecho, te invito a leer: Mi pesadilla con la lactancia materna y La cruz de dar la vida. Entre el post-parto y las ideas.

Algunos creerán que después de cinco hijos, ya soy una experta, o que ya he podido superar todos los obstáculos. La respuesta es NO. ¡En lo absoluto!

Es más, con cada nuevo bebé experimento las mismas batallas y fracasos. Pero también la determinación de no darme por vencida y seguir intentándolo.

Collage babies 2copy

Hasta hace poco me di cuenta de que no solo había otras mujeres pasando por estos mismos problemas, sino que existía una mamá súper emprendedora que había inventado un remedio bastante efectivo.

Esta mamá que les cuento se llama Rachel y su producto se llama precisamente Rachel’s Remedy (el Remedio de Raquel).

Rachel dejó su exitosa carrera como abogada y se dedicó de lleno a hacer realidad esta idea que ya ha ayudado a muchas mujeres en Estados Unidos. Puedes leer los testimoniales aquí.

De inmediato me puse en contacto con ella. Rachel aceptó enviarme una muestra para probar su producto por algunas semanas. Con muy buena disposición me explicó cómo podía utilizarlo, no solo para aliviar las molestias de la obstrucción de los ductos (que es una sensación punzante, como de dolorosas agujas en movimiento), sino para incrementar la producción de leche, que en mi caso, es muy escasa.

Si alguna vez has experimentado la mastitis, sabrás que es tan dolorosa como peligrosa. Con mi segundo bebé, pasé una noche en el hospital con fiebre muy alta, antibióticos fuertes y largos días posteriores en proceso de recuperación de mi primera mastitis. La padecí con tres de mis hijos, y cada vez que sentía ese dolor tan característico, me aterraba la idea de volver a la sala de emergencias. ¡Era realmente una pesadilla!

La idea de Rachel consiste no solo en aplicar calor para ayudar con las molestias del movimiento de leche, sino también humedad para ayudar a que ésta fluya de forma efectiva, evitando así la obstrucción de los ductos y en definitiva, la terrible mastitis.

Desde que empecé a aplicar el calor y la humedad de Rachel’s Remedy, dejé de sentir ese dolor como de “agujas”. Además mi bebé acaba de cumplir tres meses y con mucha alegría (y gran alivio) les comparto que ¡no me dio mastitis esta vez! ¡Gracias a Dios! No es una victoria definitiva pero por lo general, este problema ocurre en las primeras semanas o meses posteriores al nacimiento del bebé, y en este caso ya sería muy raro que ocurriera.

Untitled-1

Algunas mamás pensarán, que con solo aplicar calor con remedios caseros, se pueden evitar los problemas que menciono. Sin embargo, te habrás dado cuenta de que después de tomar un baño de agua caliente (calor y humedad), casi imediatamente después, tu leche comienza a fluir sin dolor, y a veces en grandes cantidades. Cosa que no ocurre cuando solo aplicas calor.

La explicación de este “fenómeno” la pueden leer en la página web de Rachel, porque ha hecho mucha investigación al respecto.

Aunque conocemos la solución al problema de la obstrucción y la escasez de leche, existe otro problema: la cuestión práctica. Las mamás ocupadas como tú y como yo, no tenemos tiempo para bañarnos 10 veces al día, ni para andar por la casa sin sostén con una toalla húmeda tratando de hacer que esto de la lactancia materna funcione.

Rachel’s Remedy está hecho para aplicar humedad a tu piel, sin mojar tu ropa y al mismo tiempo para conservar el calor, y de esta forma obtener el máximo beneficio de ambos.

¡Te invito a probar esta maravilla!

Puedes encontrar más información en la página http://rachelsremedy.com/

Dejar un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *