40 Días por la Vida, PARTE II

Flyers

¿Cómo participar?

Hay tres formas de participar:

El primero es la oración, que se puede hacer desde cualquier lugar pero de forma muy visible afuera de los centros de abortos. En la página www.40daysforlife.com puedes localizar la vigilia más cercana a ti. En las ciudades en donde no hay clínicas de aborto, las vigilias se organizan en otros puntos de reunión como iglesias o escuelas.

Si el país o la ciudad en donde estás, no están registrados en el sitio de 40 Days for Life, entonces puedes organizar un grupo y hacer el compromiso de rezar por el fin del aborto y de reunirte con ellos por lo menos una hora, una vez por semana durante los 40 días de la campaña frente a un hospital que realice abortos o en otro punto significativo de tu comunidad.

Podemos crear una página o un grupo en Facebook con el nombre de la campaña y el nombre de la comunidad, por ejemplo, 40 Días por la Vida Guadalajara. Tu grupo puede imprimir el logotipo de los 40 Días por la Vida para identificarse y publicar fotografías en las redes sociales. Es muy importante incluir el hashtag #40díasporlavida, #40diasxlavida ó #40daysforlife. ¡Tenemos que hacer una campaña digital masiva también!

Es fundamental recordar que esta campaña se trata principalmente de hacer vigilias PACÍFICAS de oración. No estamos frente a las clínicas de aborto para ser parte de ningún enfrentamiento, ni para juzgar, ni para señalar, ni para condenar a nadie. Estamos ahí para ofrecer un mensaje de ESPERANZA. Estamos ahí para rezar por la vida de esos bebés, pero también por el sufrimiento de esas madres, que también son víctimas del aborto. Estamos ahí para rezar por la conversión de los que proveen esos abortos, porque no se dan cuenta del mal que hacen, y muchas veces, genuinamente creen que están ayudando a las mujeres.

Hay que evitar llevar mensajes o letreros agresivos, o fotografías de bebés abortados. 40 días por la Vida se trata de ofrecer un mensaje de paz, no se trata de agredir a nadie.

La otra forma de participar es a través del ayuno. Sabemos que hay muchas formas de ayunar. Podemos ayunar de cosas que nos gustan, por ejemplo, ayunar de Facebook, dejar de ver nuestro teléfono unas horas, y ofrecer ese sacrificio por el fin del aborto. También podemos ayunar de pequeñas comodidades, por ejemplo, estacionarnos lejos y ofrecer esa distancia que vamos a caminar por la causa de la vida.

Mi hija me dio un ejemplo hermoso de sacrificio por esta campaña. El primer día de los cuarenta, ella estaba decidida a limpiar la nieve de la entrada de la casa, porque mi esposo iba a salir tarde de trabajar. Nosotros necesitábamos salir para ir a misa y hacía un frío terrible. Mi hija estaba decidida a ayudarme con esa tarea. Para convencerme de dejarla salir me dijo: “mami voy a limpiar la nieve y voy a ofrecer el frío que voy a sufrir por los bebés en peligro de aborto”. Ya no pude decir que no. Cuando terminó y se subió al vehículo, su cara estaba irritada y roja por haber estado tanto tiempo en el frío, pero sobre todo tenía un destello de felicidad por haber podido ayudar a esos bebés con su sacrificio.

El sufrimiento tiene un valor espiritual invaluable ¡no lo desperdiciemos! Es también parte natural de nuestra vida, debemos darle una utilidad. Los 40 Días por la Vida son una oportunidad de oro para ver el fruto de nuestro sufrimiento y de nuestros sacrificios.

La tercera forma de participar es la promoción. Hay que involucrar a nuestros conocidos, invitarlos a rezar con nosotros una hora afuera de los centros de aborto o en el punto de reunión; invitar a nuestra familia a rezar un rosario después de misa; animarnos a llevar este mensaje a otras parroquias, escuelas u organizaciones. Es necesario hacer promoción a la campaña a través de Facebook y a través de Twitter. Es muy importante publicar fotografías de la gente rezando en las vigilias, o sosteniendo un letrero de los 40 Días por la Vida. Hoy es muy fácil promover esfuerzos importantes como este. ¡No subestimemos el poder de las redes sociales! Las publicaciones de esta campaña pueden llegar al otro lado del mundo con la ayuda de todos nosotros.

Dejar un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *