El plan de Dios para mí

Este es parte de un texto hermoso que encontré en internet sobre la voluntad de Dios y al que pude personalizar para entender claramente lo que Dios quería de mí, el autor es Jorge Edgardo Oportus Romero.

Jesús tiene un plan maravilloso que quizás todavía no has descubierto; pero, para cumplirlo, necesita que estés dispuesto a ofrecerte a Él sin condiciones. Él sabe el camino. Él sabe lo que te conviene. Déjate llevar y no temas, porque estás en las manos de un Dios grande y maravilloso, que quiere tu felicidad. Confía en Él.

¿Cuál es el plan que Dios me ha encomendado?:

En primer lugar, he descubierto que uno de los planes que Él tuvo para mí y que llevé a cabo con gran entusiasmo e ilusión fue el haber estudiado la carrera de Comunicación.

En segundo lugar, me ha encomendado realizar obras de caridad que vayan en directa ayuda a las mamás embarazadas y a los bebés no nacidos.

En tercer lugar, me ha dado la oportunidad de ser esposa y mamá, y esta última, es la labor más difícil de todas. Aunque cueste lo que cueste, sé que estoy cumpliendo con mi misión y ésta, terminará solamente con mi muerte.

Desde hace meses, he sentido un llamado a evangelizar. ¿Cómo?. Estudiando temas de bioética, apologética y castidad, y escribiendo y compartiendo mis escritos a través de un blog, y recientemente a través de un programa de radio y de charlas dirigidas a jóvenes y matrimonios.

Y para finalizar comparto el texto de un libro hermoso que me regaló mí mamá:

Hijo mío, no te preocupes del cuidado de tus cosas. No te angusties por el día de mañana. No tengas miedo por el qué dirán. Confía en Mí. Abandónate en mis brazos. Deja en mis manos tu futuro. Y dime frecuentemente: “Jesús, yo confío en Ti”. Lo que más me hace sufrir es que dudes de Mí. Si crees que las cosas empeoran, a pesar de haber confiado en Mí, no temas, sigue confiando. A veces, yo me oculto o te cierro los ojos para que no me veas, pero yo estoy siempre a tu lado y cuido de ti. No te preocupes de nada, echa en Mí todas las angustias y preocupaciones, y duerme tranquilo. Dime siempre: “Jesús, yo confío en Ti”, y verás grandes milagros. Te lo prometo por mi amor (De Jesús con Cariño, del autor Gustavo E. Jamut)

Y tú ¿estás dispuesto a lanzarte sin miedo al océano infinito del amor de Dios? Jesús te está esperando con los brazos abiertos y te ama sin medida. Confía en Él y dile que sí a todo lo que te pida.